Buffon dejó pasar tal vez su última oportunidad

Gianluigi Buffon llegaba a la final de Champions contra el Real Madrid, con un sueño, aprovechar la probablemente última oportunidad que se le presentaba a sus 39 años de ganar la Champions con la Juventus, un torneo que falta a su palmarés, y tal vez la esperanza escondida de optar al Balón de Oro.

Pero con las dos posibilidades acabó el ‘Huracán’ Cristiano Ronaldo, que anotó dos goles en la victoria del Real Madrid por 4-1.

Aunque Buffon había dicho la víspera que el Balón de Oro era “algo secundario”, que soñaba solo con esa copa que falta en su carrera.

Pero muchas voces se habían levantado en las últimas semanas defendiendo que Buffon se llevara el Balón de Oro si ganaba la final y tenía una buena actuación, con lo que sería el segundo portero en obtener el galardón, tras el ruso Lev Yashin.

Ninguna de las dos cosas pasaron y Cristiano Ronaldo, picado en su amor propio, acabó con su máximo rival este año en la lucha por el Balón de Oro.

Y se aseguró de paso este premio individual, que sería el quinto, igualando el récord de Leo Messi.

Messi sin opciones

El argentino, que solo ha ganado este año la Copa del Rey con el Barcelona, había quedado fuera de la lucha por el galardón individual, que el portugués acaricia con los títulos de Liga española y de Champions.

Buffon, que ganó el Mundial de 2006 con Italia, recibió además con los cuatro goles encajados un serio correctivo.

Igual que en la final de la Eurocopa-2012 contra España, el portero italiano recibió cuatro goles.

Sumó además su tercera final perdida de Champions, tras caer ante el Milan en Mánchester en 2003 por penales y en 2015 en Berlín contra el Barcelona (3-1).

Gigi Buffon, además, no hizo ninguna intervención de mérito en el partido, ya que además de recibir los cuatro tantos solo tuvo que emplearse al bloquear un disparo lejano de Luka Modric al inicio de la segunda parte.

Cristiano Ronaldo, junto al doblete, sumó su sexta temporada como máximo goleador de la competición.

El portugués tiene ahora otra oportunidad se seguir sumando méritos ya que acude a la Copa de las Confederaciones en Rusia con una selección portuguesa que tiene serias opciones llevarse el título.

Alemania, campeón del mundo, acudirá con un equipo B, ya que su entrenador Joachim Low, ha decidido dar descanso a sus estrellas para que lleguen en mejores condiciones al Mundial del año que viene.

Pero Cristiano Ronaldo no quiere descansar y pretende seguir sumando títulos.

Este sábado en Cardiff sumó su cuarto título de Champions, tras haber logrado el primero en 2008 con el Mánchester United y después los tres siguientes con el Real Madrid, en 2014, 2016 y 2017.

Roy Rojas

Soy de San José, Costa Rica y estoy en América Deportiva desde su fundación. Me encantan los deportes, poder hablar y escribir sobre el tema, es mi pasión.