América Deportiva: Programa completo 6 – Extinción y tres expulsiones – RTVE

El sexto programa de El Conquistador en América Deportiva estuvo lleno de sorpresas para los concursantes. El equipo Atabey se retiró de la competición, lo que llevó a la extinción del equipo. Antes de abandonar el concurso, Joana Pastrana recibió una última misión.

Pero la verdadera sorpresa fue la doble expulsión. Una de ellas fue inesperada, debido a la estrategia arriesgada de Patxi Salinas. Los participantes compitieron en una prueba de inmunidad construyendo un castillo de naipes sobre el agua. El equipo Yocahu estuvo a punto de ganar, pero su construcción se derrumbó. Por otro lado, las Atabey tuvieron dificultades para sostener las piezas y no lograron superar los dos pisos. El equipo que finalmente ganó la prueba fue Corocote.

El equipo Atabey se encontraba desanimado por la posibilidad de extinguirse. Además, durante el programa se descubrió que Agus estaba haciendo trampas y recibió un castigo por ello. Por otra parte, David Seco consideró abandonar el programa debido a una molestia en la espalda.

En la asamblea, las Atabey decidieron tomar las riendas de su destino y nominaron a Mireia y Paula. Por su parte, Patxi Salinas decidió nominar a Andrea, a quien consideraba una fuerte competidora. Joana se llevó la victoria en un desafío al subir a una palmera y obtener agua de coco.

Finalmente, Mireia y Andrea fueron expulsadas del concurso. Andrea mostró su descontento con la decisión de Patxi y se sintió injustamente expulsada. Ahora, se plantea el futuro del equipo Atabey y cómo se desarrollará el programa sin su presencia.

READ  Amaral, sobre su revolución en el Sonorama: Ha sido uno de los momentos más bonitos de nuestra carrera - América Deportiva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post América Deportiva: Desaparece Maya, una sevillana de 19 años en la base de Nahal Oz tomada por Hamás
Next Post América Deportiva: La cocaína y el azúcar no son iguales como dicen en redes