Los Blue Jays perdieron las Finales, pero prestaron atención a los detalles en su serie sobre los Rays

TORONTO — Antes de terminar una racha agotadora de cinco juegos en aproximadamente 72 horas, los miembros del bullpen de los Toronto Blue Jays se reunieron en el infield para una ronda competitiva de práctica de fildeo de lanzadores conocida como PFP.

Liderados por el entrenador de lanzadores Pete Walker, se abalanzaron sobre los devoluciones, lanzaron a la segunda o primera base, saltaron sobre ambas líneas de foul mientras buscaban una ventaja en tercera o segunda, o para hacer una jugada en primera.

Dado su nivel actual de fatiga, fácilmente podrían haber golpeado el reloj y seguir adelante. No lo hicieron, siguiendo eso y saltando de regreso al montículo si sus relevos no estaban en el dinero. El cerrador Jordan Romano necesitó tres lanzamientos antes de golpear la segunda base en el pecho del entrenador del bullpen Matt Bushman. David Phelps ocupó el segundo lugar después de una hermosa atrapada con las manos desnudas, lo que le dio a Bushman una mirada medio en broma cuando dejó caer el tiro.

«Todos hemos estado en una situación a lo largo de nuestras carreras en la que hemos sido fáciles con nosotros mismos y hemos hecho una mala jugada», explicó Phelps sobre la intensidad. «Sabemos cómo es y en qué gira. Estamos tratando de asegurarnos de que nos ocupamos de todas las cosas pequeñas ahora para poder concentrarnos en las cosas grandes».

Esa mentalidad sirvió bien a los Azulejos con una gira de 8-2 y una victoria de 3-2 en su barrida de cinco juegos con los Rays de Tampa Bay, quienes los derrotaron 11-0 en el juego final del jueves. Kevin Gausman cometió un error clave, un parcial de 1-1 en la parte alta de la tercera, Yandy Díaz permitió tres carreras durante sus siete entradas, mientras que Shane McClanahan, recién salido de la lista de lesionados, y cuatro relevistas. El resto. Un noveno de seis carreras lo hizo ridículo.

READ  Análisis: CF Montreal 3, Toronto FC 1

La derrota, bajo un cielo azul en una tarde de septiembre ante una multitud de 23.820 espectadores en el Rogers Center, dejó a los Azulejos (81-63) puntos porcentuales detrás del comodín inactivo de los Marineros de Seattle (80-62). El lugar está a medio juego del ritmo de los Rays (80-63).

Lo siguiente es una serie de tres juegos contra los Orioles de Baltimore (75-67), que jugarán cinco juegos nuevamente. Las siete entradas de Gausman prepararon a los Azulejos para un día de bullpen el viernes contra Jordan Lyles, aunque permitió cuatro carreras en el segundo.

«Jugamos increíble (en la serie contra los Rays), excepto por mi esfuerzo de hoy, todos nuestros lanzadores lanzaron la pelota muy bien y golpearon la zona de strike», dijo Gausman. «Es desafortunado que no pueda cerrar la puerta, pero estamos jugando una buena marca de béisbol en este momento, y hay un buen equipo que llega a Baltimore. Cada juego significa mucho en este momento. Desearía haber podido mostrar el camino». Se cómo.»

La atención a los detalles ha sido un punto focal para los Azulejos a lo largo de la serie contra los Rays, comenzando con los deberes del entrenador de primera base Mark Budzinski antes del primer partido del lunes. Si bien el gerente interino John Schneider dijo que generalmente no le gustan las carreras, señaló que a veces, en ciertas situaciones, tiene sentido para ciertas partes de la alineación, y tiene sentido estar preparado para tal ocasión.

Aunque no llegó esta semana, tenía sentido estar preparado en caso de que lo hiciera.

READ  Venus Williams anuncia el retiro de Ken del US Open

La doble cartelera del martes y la recuperación de ella limitaron el trabajo previo al juego del miércoles, pero el primer juego de la cartelera doble subrayó la necesidad de una preparación constante.

Los Azulejos ejecutaron un fuerte plan de juego contra Drew Rasmussen para ganar la serie el miércoles, pero no pudieron hacer mucho contra McClanahan, quien anotó 14 strikes con una bola rápida que se situó a 97.7 mph. 88,8 y un control deslizante injusto de 91,4.

La mejor oportunidad contra ellos llegó en la primera cuando Vladimir Guerrero Jr. y Bo Pichette conectaron sencillos consecutivos, pero Teoscar Hernández vio una bola rápida improbable de 99.6 mph en el borde exterior de Matt Chapman antes de cambiar de pista. Tercero fuera.

“Pensé que teníamos una oportunidad en las primeras entradas. Lo hizo lanzar algunos lanzamientos, pero no pudo hacerlo bien”, dijo Schneider. «Es duro. Es una batalla cuesta arriba cuando te enfrentas a tipos así. En general, pensé que (el enfoque) estuvo bien a pesar del resultado».

Los Azulejos no contaron con Alejandro Kirk, quien sufrió lo que Schneider llamó «rigidez en la ingle izquierda». Su malestar persistió y Hernández pudo haber agravado el problema cuando anotó el primero del doblete el martes por la noche, explotando: «No es algo específico».

La carga de trabajo de Kirk ha aumentado últimamente (un tramo de tres días esta temporada en Baltimore del 5 al 7 de septiembre) puede ser un factor, pero ahora está día a día, dijo Schneider.

Lo mismo ocurrió con el PBF previo al juego.

Phelps, trabajando para la segunda aparición de su carrera en la postemporada, le dio crédito a Walker por ser justo cuando trabaja con sus lanzadores, pero elogió el momento de las repeticiones del jueves. Llamó a ver la forma en que Matt Chapman mira su trabajo todos los días como «una de las cosas más geniales que he tenido la oportunidad de ver».

READ  Notas del este de AL: arquero, crucero, Urshela, Blue Jays

«Tenemos grandes juegos por delante, juegos que se reducirán a uno o dos outs y no permitirán uno en una jugada al lanzador nuevamente», dijo. “Uno de nuestros mensajes durante todo el año, especialmente en septiembre, es estar listos para trabajar. Ahora no es momento de relajarse. Es hora de seguir moliéndolo. Nadie es bueno en el béisbol en este momento. Es tratar de encontrar el siguiente nivel, cuanto más trabajemos aquí para obtener ese equipo adicional, más fácil parecerá en el juego. Esta es una de las noticias más importantes.

Feliciana Gato

"Cae mucho. Fanático de Internet. Orgulloso analista. Creador. Aspirante a amante de la música. Introvertido. Aficionado a la televisión".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Post El nombre de Yakuza está oficialmente muerto, y Sega está reemplazando la marca.
Next Post Los Azulejos no fueron rival para los Rays en el día de Roberto Clemente