«Por Úrsula, para todos»: Miles de personas protestan ante los tribunales exigiendo el fin de la justicia y el asesinato de mujeres

Una intervención durante la movilización (Foto: Franco Fabasuli)
Una intervención durante la movilización (Foto: Franco Fabasuli)

es suficienteEl cartel dice. En su lado, 12 cuerpos desnudos yacían en el suelo, Envuelto en bolsas de plástico. Con ellos, otro cartel, corto, enumera: 298 masacres del 1 de enero de 2020 al 30 de diciembre de 2020. 54 presentaron denuncias anteriores. Hubo 19 procesos judiciales. 15 Los asesinatos pertenecen al ejército.

Una escena de gente rodeando la Plaza Lavalle frente a la Justicia de los Tribunales. Es una intervención colectiva feminista para concienciar sobre los asesinatos de mujeres en nuestro país. Después de todo, fue una de las imágenes más contundentes de la marcha que unió a miles de personas en la ciudad de Buenos Aires.

“Hay algunos asesinatos de compañeros que están hirviendo. Úrsula Desafortunadamente para una mujer más, su vida, sueños y deseos le fueron arrebatados y trató de utilizar las herramientas del sistema pero no obtuvo respuesta. No solo eso, sino que las respuestas que obtuvo fueron etógenas: la lastimaron más de lo que la ayudaron. Entonces, creo que suprime gran parte de la violencia que condenamos. Rsula Nosotros todos, todos nosotros, porque nos matan a todos por el mismo motivo, porque la mataron porque era mujer ”.Dice uno de los que acudieron a protestar.

Diferentes grupos feministas se reúnen frente al Palacio Nacional de Justicia para exigir justicia para Femrsula Bahillo.  Foto: Thomas Kasky
Diferentes grupos feministas se reúnen frente al Palacio Nacional de Justicia para exigir justicia para Femrsula Bahillo. Foto: Thomas Kasky

La marcha tiene un nombre: «A Ursula, a todos.» Este es un tema colaborativo Nada menos Llamó a los tribunales de todas las provincias del país, primero, para buscar justicia para Úrsula; En segundo lugar, a todas las víctimas; Tercero: Así, la situación en la que las mujeres no están protegidas por mujeres cambia una vez y hay una reforma en el sistema de justicia.

Esta afirmación se basa no solo en la confianza de los manifestantes, sino también en los datos: en lo que va de año, a saber En los 48 días hasta 2021, ya se han registrado 49 asesinatos. Uno Ursula PahilloPudo haber sucedido después de que ella resolviera todos los casos de la denuncia interpuesta por el gobierno y eso fue lo que desató la ira nuevamente. Tengo 18 años. Fue asesinado por su ex aliado, Matthias Esquel Martinez, El 8 de febrero de este año, tendido en un campo cercano a Rojas en la provincia de Buenos Aires.

Miles de personas participaron en la movilización
Miles de personas participaron en la movilización
READ  El aire lleno de humo de Vancouver es peor que el de Beijing porque la calidad cae de la noche a la mañana

En compañía de su madre, Arsula condenó en dos ocasiones a su expareja: por violencia sexual y por violar el límite perimetral que se le impuso tras la primera denuncia. Esto no es suficiente: Martínez, un oficial de policía, la mató con 15 puñaladas. La comisaría de mujeres de Rojas fue inútil, ni tampoco los mensajes de advertencia que Ursula dio a sus amigas. Después de todo, fue asesinada. Por eso, los gritos desgarradores de miles de mujeres se vuelven a escuchar en la plaza, bajo el cielo despejado, entre cálido y triste. Aquí, ante las columnas de la ley, las mujeres piden justicia.

Banderas, bailes, cantos, pancartas e intervenciones artísticas son algunas de las imágenes que se ven en los patios de la Plaza Lavalle, donde miles de mujeres se reúnen para rezar por Arsula (Foto: Franco Fabasuli)
Banderas, bailes, cantos, pancartas e intervenciones artísticas son algunas de las imágenes que se ven en los patios de la Plaza Lavalle, donde miles de mujeres se reúnen para rezar por Arsula (Foto: Franco Fabasuli)

«Con todos los asesinatos de feministas que hemos tenido, no ha habido respuesta del gobierno. Ahora hay un ministerio que no funciona. Ilan, de 22 años, dice, como interrogadoras o mujeres, vivamos … en cambio sobrevivimos …

Junto a él, su amiga Danila, de 25 años, agrega: “Ir a las comisarías es tan horrible, en nuestro caso en la provincia de Buenos Aires, mira que la policía no está capacitada. Te tratan como a un ladrón y tienes que despertar a la policía porque están dormidos cuando entras y ni siquiera tienen computadora. Te mandan a esperar treinta días, a verlo, a ver qué pasa en una semana … Me refiero a las circunstancias en las que fuimos a denunciar los abusos ”.

Según ellos, denunciar abusos en la comisaría es la puerta de entrada a muchos más abusos. Sin embargo, creen que las cosas van cambiando poco a poco y valoran la existencia de la lucha de las mujeres. “El feminismo nos ayudó a todos. Anteriormente, las mismas mujeres de la familia te ignoraban cuando les contabas sobre el abuso. Tuviste una situación violenta, era normal, era normal. Creo que esto es un reflejo de la sociedad, por una razón que las empresas son como son. Pero el feminismo viene con él, porque las empresas deben seguir condenando la imposibilidad de funcionar así. Ni nosotros ni los niños que vienen tenemos una vida digna «.Dice Aylan.

"Para Ursula, todos"Ni Una Menos dijo la reunión del comité.  Cada cartel de la marcha mostraba el nombre de una niña de 18 años asesinada por su expareja (Foto: Franco Fabasuli)
“En lo que respecta a Úrsula, todos”, dijo la federación del grupo Ni Una Menos. Cada cartel de la marcha mostraba el nombre de una niña de 18 años asesinada por su expareja (Foto: Franco Fabasuli)
READ  Cómo los ladrones robaron un condominio en Toronto en una "estafa de título total" y lo vendieron por $ 970,000

Antes del discurso, la convocatoria de Ni Una Menos fue clara. En una declaración publicada en Facebook, escribieron: “¿Qué pasa si una mujer, lesbiana, travesti o trans, denuncia violencia sexual? Espera horas para responderle en la línea 144, y cuando eso sucede le dicen que vaya a la comisaría a denunciar oa la Oficina de Violencia Doméstica si está en la CABA. Horas de espera de nuevo y restauración. Ojalá obtenga las medidas de seguridad que le dieron: para todos.

El proceso que describen es similar al mencionado por muchas mujeres en el desfile, cuando se les preguntó si debían apelar a alguno de esos eventos. La dificultad y recesión burocrática para establecer medidas de seguridad efectivas es uno de los reclamos más urgentes.

Siga la publicación de Facebook: «La víctima está sola frente a la policía – volviéndonos locos – y un juez que no escucha. Solo, salvo las compañeras de amigas u organizaciones feministas en el mejor de los casos. Solo, está encerrado por esas medidas de control que nadie ha implementado. Hay albergues, pero son pocos y distantes entre sí, manteniendo todo en una prisión forzada y siguiendo el ejemplo de los que han perdido el cariño, mientras los invasores continúan con su vida. En el caso de Úrsula, le dieron a la mujer un pase gratis corporativo. LA JUSTICIA ES RESPONSABLE ”, dice el texto.

En lo que va de 2021 ya se han cometido 49 asesinatos.  Fue Arsula en Rojas quien provocó la protesta (Foto: Franco Fabasuli)
En lo que va de 2021 ya se han cometido 49 asesinatos. Fue Arsula en Rojas quien provocó la protesta (Foto: Franco Fabasuli)

Arnella también está en la plaza. Ha sido parte de la campaña nacional por el aborto legal, seguro y gratuito durante 12 años; Y la propaganda de que una mujer no es víctima de secuestros y redes de prostitución. Según ella el sistema funciona mal, pero no es el único problema, es la sociedad. “Cada uno de nosotros experimenta los efectos del sistema patriarcal de alguna manera, No es solo una organización que no tiene un objeto, lo usa, sino que los sujetos no son ni más ni menos que los hombres que nos rodean. Entonces, cuando falla la computadora, lo primero que falla son los vecinos, los hermanos, los amigos que nos matan. Entonces, Siempre vamos a trabajar para reestructurar y crear un sistema que satisfaga nuestras necesidades. Además, la construimos desde nosotros y desde nosotros mismos, pero los sujetos políticos privilegiados de esta organización también deben asumir la responsabilidad del rol privilegiado que tienen. Empezar a cuestionarnos y detenernos violentamente”, Dice, refiriéndose al lugar de los hombres.

READ  "Tres casas llenas de pérdidas totales": un incendio masivo en el norte de Edmonton envía a dos al hospital

Más tarde, cuando se le preguntó si el sistema era útil, respondió enérgicamente: “Claramente no es útil, de lo contrario no estaríamos aquí. No tendremos más masacres que los días más concurridos del año. Hay herramientas, son herramientas por las que hemos luchado y las creamos dentro y fuera de la organización porque la mayoría de nosotros retiene a esos cuidadores. Quiero decir, si esos lugares están ahí, son nuestras redes, cuidándose unos a otros. Mientras tanto, estamos tratando de obtener las herramientas que necesitamos de la computadora «, dice.

Una de las imágenes más contundentes de la protesta: Impactante intervención de concienciación: 12 mujeres envueltas en bolsas de plástico, desnudas, se enfrentan a la comunidad con el espejo de un asesinato (Foto: Franco Fabasuli)
Una de las imágenes más contundentes de la protesta: Impactante intervención de concienciación: 12 mujeres envueltas en bolsas de plástico, desnudas, se enfrentan a la comunidad con el espejo de un asesinato (Foto: Franco Fabasuli)

A su lado, aparece una mujer, con multitud. En sus manos hay un cartel que dice «Justicia para Úrsula». Hay lágrimas en los ojos de muchos que vienen con él. Se trata de Patricia Nasutti, la madre de Arsula Esta tarde se reunió con el presidente Alberto Fernández en Gaza Rosada. A la reunión también asistieron las ministras de Justicia y Derechos Humanos Marcela Losardo; Seguridad, Sabrina Frederick; Y mujeres, Elizabeth Gómez Alcorda. «En dos semanas el presidente estará en mi casa en Rojas», dijo Patricia luego de la reunión.

En la plaza, mientras tanto, el movimiento continúa. Por Dukuman pasan columnas de movimientos feministas, mientras que otras dejan el espacio a Lavalle. Las ventas de los pañuelos morados representativos de Ni Una Menos están creciendo en cada rincón de la protesta. Se escuchan exageraciones y consignas. «Rape is you», dice una de las canciones más icónicas del movimiento. Una sola voz sale de debajo de las columnas del Palacio de Justicia, aunque los oradores se turnan. Todas las voces son iguales. Todas las voces piden justicia.

Estoy leyendo:

Antes de movilizarse a los tribunales, Alberto Fernández dio a luz a la madre de Arsula Pahillo en Gaza Rosada

Emocionada carta del exnovio de Ursula Pahilo: «Pido disculpas por no haber hecho mucho cuando me dijiste que lo estabas pasando mal»

Reinaldo Estremera

"Comunicador sin remordimientos. Nerd de la Web. Adicto a Internet. Jugador. Emprendedor amigable con los inconformistas".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post Guinness González García: «Las condiciones para votar en agosto no están vigentes»
Next Post El gobierno creó un nuevo cargo en la canciller y nombró al hijo de Estella de Carlotto